//judosanfra.com/wp-content/uploads/2018/02/Im11.png


Judo infantil

¿Sabías que en origen el judo proviene de Japón? Se trata de un arte marcial moderno, de finales del siglo XIX que en nipón significa “camino de la flexibilidad”. Esto porque además de ser un deporte pensado para entrenar el cuerpo, también tiene un gran impacto en el desarrollo psicológico y emocional de quienes lo practican. De ahí que sea una opción cada vez más atractiva para los padres que quieren que sus hijos practiquen un deporte o aprendan algunas nociones de defensa personal. Sin embargo, lo que muchos no conocen es que este arte marcial puede convertirse en un excelente ejercicio para entrenar cuerpo y mente.

Los beneficios físicos que el judo les brinda a los niños:

El judo es conocido por sus beneficios para el desarrollo psicomotor en los niños. Su práctica regular ejercita los músculos, incrementa la masa muscular y fortalece las articulaciones mientras entrena la coordinación, el equilibrio, la flexibilidad y la fuerza. También es un buen entrenamiento para corregir problemas físicos del crecimiento como los pies planos, la escoliosis o la cifosis. Sin embargo, lo que muchos padres no conocen es que los beneficios físicos del judo van más allá de la psicomotricidad ya que, además:

  • Activa el metabolismo. La práctica deportiva, en especial la de judo, contribuye a activar el metabolismo en el cuerpo. Un ejercicio ideal para prevenir el sobrepeso infantil y enfermedades como la diabetes ya que regula el metabolismo de los azúcares y los lípidos.
  • Mejora la salud cardiaca. ¿Sabías que practicar judo mejora la función cardiaca en los niños? Se trata de un buen ejercicio para mejorar la irrigación cardiaca y estimular la función ventricular, a la vez que aumenta la circulación de sangre a las extremidades y el cerebro. También ayuda a regular la presión arterial.
  • Fortalece el sistema respiratorio. El judo es un excelente ejercicio para mejorar la capacidad respiratoria infantil. Su práctica regular mejora el ritmo respiratorio, a la vez que aumenta el volumen de ventilación pulmonar y alveolar. Una manera sencilla de mejorar la oxigenación cerebral y reducir la fatiga tras un esfuerzo físico.
  • Estimula el sistema digestivo. Si los más pequeños de casa tienen problemas digestivos con regularidad, practicar judo puede ayudarles a mejorar su función gastrointestinal. Esto gracias a que la práctica de este deporte ayuda a regular el tránsito y fortalece la perístasis intestinal. Además, tonifica el páncreas y el hígado.
  • Refuerza el sistema inmune. Otra de las ventajas más desconocidas del judo es su efecto en el sistema inmunitario infantil. Su práctica regular aumenta el número y la capacidad de los linfocitos T, los cuales ayudan al cuerpo a combatir las infecciones. Además, incrementa el número y actividad de los macrófagos, así como las inmunoglobulinas.

Los beneficios físicos que el judo les brinda a los niños:

El judo es conocido por sus beneficios para el desarrollo psicomotor en los niños. Su práctica regular ejercita los músculos, incrementa la masa muscular y fortalece las articulaciones mientras entrena la coordinación, el equilibrio, la flexibilidad y la fuerza. También es un buen entrenamiento para corregir problemas físicos del crecimiento como los pies planos, la escoliosis o la cifosis. Sin embargo, lo que muchos padres no conocen es que los beneficios físicos del judo van más allá de la psicomotricidad ya que, además:

  • Mejora la salud cardiaca.

¿Sabías que practicar judo mejora la función cardiaca en los niños? Se trata de un buen ejercicio para mejorar la irrigación cardiaca y estimular la función ventricular, a la vez que aumenta la circulación de sangre a las extremidades y el cerebro. También ayuda a regular la presión arterial.

  • Fortalece el sistema respiratorio.

El judo es un excelente ejercicio para mejorar la capacidad respiratoria infantil. Su práctica regular mejora el ritmo respiratorio, a la vez que aumenta el volumen de ventilación pulmonar y alveolar. Una manera sencilla de mejorar la oxigenación cerebral y reducir la fatiga tras un esfuerzo físico.

  • Estimula el sistema digestivo.

Si los más pequeños de casa tienen problemas digestivos con regularidad, practicar judo puede ayudarles a mejorar su función gastrointestinal. Esto gracias a que la práctica de este deporte ayuda a regular el tránsito y fortalece la perístasis intestinal. Además, tonifica el páncreas y el hígado.

  • Refuerza el sistema inmune.

Otra de las ventajas más desconocidas del judo es su efecto en el sistema inmunitario infantil. Su práctica regular aumenta el número y la capacidad de los linfocitos T, los cuales ayudan al cuerpo a combatir las infecciones. Además, incrementa el número y actividad de los macrófagos, así como las inmunoglobulinas.

  • Activa el metabolismo.

La práctica deportiva, en especial la de judo, contribuye a activar el metabolismo en el cuerpo. Un ejercicio ideal para prevenir el sobrepeso infantil y enfermedades como la diabetes ya que regula el metabolismo de los azúcares y los lípidos.

//judosanfra.com/wp-content/uploads/2023/05/Logo3.png

Judo San Francisco se ha especializado en judo desde 1995 y tiene uno de los programas más innovadores del pais.

Suscribete

Suscríbete a nuestro Newsletter ahora mismo para estar actualizado. Prometemos no hacer spam!